Tienda real vs tienda on line

Tienda real vs tienda on line

La tecnología y el comercio electrónico están cambiando la forma en que las personas compran y también lo que esperan cuando ingresan a una tienda en el mundo “real”. Es decir, que en el diseño de espacios comerciales hay que tener presente que pasan de ser sitios para ver productos a convertirse en espacios de experiencias distintas y también de entretenimiento y ocio.

 

Las expectativas a la hora de adquirir un producto han aumentado a grandes niveles, sobre todo porque ahora tenemos la necesidad de conocer la opinión de otros usuarios que ya han adquirido ese producto o servicio, y también, el acceso a ese producto, porque queremos tener cualquier cosa en nuestras manos a los pocos días, tal como ocurre con la compra on line.

 

El hecho de poder acceder a cualquier cosa en cualquier momento y en cualquier lugar gracias a internet, es una de las razones de mayor cambio que se está generando en las tiendas.

 

En las tiendas ya no se busca variedad, ya que de esto disponemos en abundancia, sino que se busca selección, que una persona se ocupe de filtrar todos esos productos y ofrecernos los que sean perfectos para nosotros.

 

Consecuentemente, este cambio en los clientes, tiene reflejo en cómo se plantean los espacios comerciales.

A partir de ahora, las personas van a buscar que en la tienda les hagan sentir experiencias en torno a los productos. Las compras deben ser un momento de entretenimiento, una experiencia divertida.

 

El cliente debe sentir que comprando en tu local comercial tiene un valor agregado que de otra manera no tendría. Puede ser ayuda y asesoramiento de productos o sentirse en comunidad con el resto de los clientes de esa marca o por prestigio de la marca que otra no lo tiene, o le parece más divertido ir a tu tienda.

 

La dimensión sensorial de la experiencia que viven las personas no puede reproducirse online, y es ésta precisamente, una de las claves más importante para los nuevos espacios comerciales.

 

Es muy importante tener capacidad de personalización. Las tiendas de zapatos Tanya Heath, que son una de las mayores experiencias de personalización posible actualmente en el mercado. Los zapatos se pueden personalizar al gusto del cliente. Más que el producto, lo que se muestran son las opciones de colores, alturas de tacones, modelos, etc. En la tienda siempre hay un diseñador que guía al cliente, además, los tacones son intercambiables, es decir, que el cliente puede quitarlos o ponerlos de los zapatos según él quiera.

 

Imagen de la boutique Tanya Heath Paris en Oporto, Portugal

 

Hay que agregar el factor de la sorpresa, es decir, que si pasa algo nuevo cada vez que vamos a una tienda la querremos visitar más.

 

La tienda Story de Nueva York, por ejemplo, funciona como una revista. La temática cambia todo el tiempo, cada uno o dos meses, y la tienda tiene un nuevo relato, reinventándose completamente.

La tienda Story, en Nueva York

 

A mi juicio, las mejores tiendas son las de los emprendedores, ya que ahí es donde más se transmite la pasión por su negocio y su producto. Allí ocurre la experiencia de compra perfecta, cuando entras al local comercial y encuentras al propio creador para informarte sobre el producto de manera apasionada. Esto conlleva una gran carga emocional que es más difícil de encontrar en las grandes marcas.

 

No olviden que las emociones y sentimientos se transmiten de manera física, por lo tanto no dejes de lado el diseño de tu local comercial para diferenciarte de la competencia, hacer que los clientes se sientan identificados con tu marca y vivan experiencias diferentes que los inviten a volver!

 

Quizas también te pueda interesar ¿Qué importancia tiene la imagen de marca en los locales comerciales?

 

Gracias por leerme y espero sus comentarios.

Suscríbete para recibir las ultimas novedades y tips de diseño de interiores!

 

Share your thoughts

No Comments

Leave a Comment:

EnglishSpanish